Tras los resultados presentados ayer por el BBVA, que redujo un 10% su beneficio neto, Royal Bank of Scotland eleva su recomendación sobre la entidad hasta comprar desde mantener.