El presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, y su socio Bautista Soler han conseguido el 21,63% del capital de la inmobiliaria con su contraopa por el 26% de accionariado, frente al 14,44% alcanzado por la familia Sanahuja, cuya opa se extendía al 20%.
Estos datos provisionales publicados hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) precisan los facilitados anoche a EFE por fuentes cercanas al proceso, que situaban el porcentaje logrado por los Sanahuja entre el 12 y el 15%. Según los datos de la CNMV, Rivero y Soler, que hasta ahora controlaban el 12,25% de la primera inmobiliaria española, situarían su participación en el 33,88%, mientras que la familia Sanahuja elevaría su paquete desde el 24,291 al 38,73%. Pese a que la familia catalana se mantendría como primer accionista, no tendrán el control de la compañía, dado el apoyo de las tres cajas de ahorro presentes en Metrovacesa -Bancaja, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y Caja Castilla La Mancha- a Rivero y Soler.