El Consejo de Administración de Metrovacesa aceptó hoy la dimisión de Joaquín Rivero como presidente de la compañía, en virtud del acuerdo de separación alcanzado el pasado mes de febrero por los principales accionistas de la inmobiliaria. Fuentes cercanas a la compañía informaron que la dimisión de Rivero y el nombramiento de Román Sanahuja como nuevo presidente se harán efectivos el próximo día 19 de diciembre en junta general extraordinaria de accionistas.
También presentó hoy su dimisión como vicepresidenta de la inmobiliaria Victoria Soler, hija del socio de Rivero, Bautista Soler, y todos los miembros de su equipo. Entre ellos, los consejeros ejecutivos Ignacio López del Hierro, José Gracia y Manolo González, así como el representante de Caja Castilla La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó. Asimismo, abandonaron el órgano de gobierno de la compañía los consejeros independientes Santiago Ibarra y Emilio Zurutuza (nombrados en la época en que el BBVA era accionista de Metrovacesa), además de los externos Julio de Miguel, ex presidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, y Juan Ramón Ferreira, vicepresidente de la Caja General de Granada. Por el contrario, se quedan como consejeros de la compañía junto a los Sanahuja, el empresario y editor José Manuel Lara Bosch y el ex presidente de El Monte José María Bueno Lidón.