Las subidas de los tipos de interés han creado un ambiente inestable para los tradicionales fondos de bonos “long only” y muchos han luchado para mantenerse a flote durante los últimos dos años.
Richard Woolnough, gestor del fondo M&G Corporate Bond, de 1.770 millones de euros, comenta: “El mercado de los bonos en Europa habrá valorado los tipos de interés un 4,5% a principios de 2008, pero aunque ya se habla de malas noticias para el sector, creo que probablemente haya más subidas de tipos de las esperadas en el mercado”. “Creo que es importante que este punto del ciclo económico sea de muy corta duración, porque los bonos de larga duración se ven mucho más afectados por las subidas de los tipos de interés. El fondo seguirá siendo de corta duración hasta que resulte evidente que las subidas que comenzaron en 2006 están controladas, pero no creo que los tipos lleguen a su punto más alto hasta el año que viene. El fondo también se ha situado en una posición defensiva en lo que concierne a la calidad del crédito, porque muchos bonos de tipos reducidos resultan demasiado restringidos”. Richard Woolnough, gestor del M&G Corporate Bond