Reyal Urbis ha reducido hasta el 2,92% su participación en Colonial tras vender en el mercado acciones de esta inmobiliaria representativas de casi un 2% de su capital social y valoradas en 5,6 millones de euros en función de los actuales precios de mercado.

Con esta nueva venta de títulos de Colonial, el grupo inmobiliario controlado y presidido por Rafael Santamaría reduce así a la mitad la participación del 6,4% que llegó a alcanzar en la también inmobiliaria actualmente controlada por un grupo de bancos y cajas, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Reyal Urbis vende las acciones de Colonial en tanto tiene abierta una negociación con sus bancos acreedores para reestructurar la deuda de unos 4.800 millones de euros que actualmente soporta.

Además, coloca en mercado parte de esta participación, que nunca consideró estratégica, tras fracasar la operación que pactó para venderla a Nozar y Global Cartera de Valores, dos sociedades ya accionistas de Colonial y actualmente en situación de concurso de acreedores.

En cuanto al proceso de refinanciación, está pendiente de que Reyal presente a los bancos, previsiblemente a comienzos de la próxima semana, el plan que elabora en colaboración con la firma Lazard.