Repsol ha conseguido registrar unas ganancias de 1.786 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone el 32,5% más en el mismo periodo del ejercicio anterior.


Cifras sobre la mesa, que convencen. Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.786 millones de euros entre enero y septiembre, el 32,5% más que en el mismo periodo de 2009 por la recuperación de los precios del crudo y del gas, así como de los márgenes de refino.

El resultado neto CCS (que no tiene en cuenta la valoración de existencias) mejoró un 36,5%, hasta los 1.568 millones de euros, mientras que el resultado de explotación recurrente CCS subió el 81,9%, hasta los 3.659 millones, impulsado también por el negocio químico y la mejora general de las variables críticas en Argentina.

Entre enero y septiembre, la producción de hidrocarburos del área de Upstream (Exploración y Producción) de Repsol aumentó un 5,2% y confirmó la tendencia alcista iniciada en 2010.