En una nota a sus clientes, Morgan Stanley afirma que tras el último repunte por los rumores de concentración, finalmente confirmados, el valor sólo ofrece un potencial de subida del 9% con respecto a su precio objetivo de 28 euros. El banco señala que 'necesita ver un catalizador' antes de volver a la nota de 'sobreponderar'.