La compañía petrolera podría dilatar la ejecución de las tres perforaciones que tiene previstas en Libia.


Lo ha anunciado el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, durante la presentación de resultados de la compañía. La perforación de estos tres pozos podría retrasarse hasta el año 2012 debido a la situación de crisis por la que atraviesa el país.

La compañía triplicó su beneficio a cierre de 2010 hasta los 4.693 millones de euros. Los inversores están recompensando a la compañía que sube a esta hora en Bolsa un 0,57% a 23,635 euros por acción.