Repsol YPF podría recurrir a distintas opciones para garantizar su crecimiento a largo plazo, entre las que figuran la venta de parte de su 30% en Gas Natural, de participaciones en su negocio de Brasil y de activos internacionales, según los analistas de ING.
 En un informe, el banco holandés considera que el "ampliamente esperado" recorte en un 19% del dividendo a cuenta de 2009 anunciado esta semana "es quizás la primera de varias opciones" de la petrolera española.

"Las desinversiones todavía son una posibilidad para garantizar el crecimiento a largo plazo", asegura, antes de citar Gas Natural, Brasil y el negocio internacional como los tres ámbitos en los que podrían realizarse las ventas.

ING descarta un "movimiento temprano" relacionado con una Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones en YPF destinada a abrir aún más el capital de la filial argentina. Incluso, ING dice que "antes de 2012" no "asume" ninguna operación de este tipo.

El informe considera además que el dividendo a cuenta aprobado esta semana por el consejo de Repsol, de 0,425 euros por acción, vendrá acompañado de una retribución extraordinaria similar, de modo que los accionistas recibirán en total 0,85 euros con cargo al ejercicio 2009.

El recorte en un 19% del dividendo, que viene acompañado de una caída del beneficio hasta septiembre del 55%, reduce por el momento el pay out del 72% al 59%.

IMPACTO DE INVERSIÓN DE GAS EN BOLIVIA

Por otro lado, Citi analiza en un informe el anuncio realizado ayer por Repsol de que el consorcio en el que participa con un 37,5% junto a BG (37,5%) y PAE (25%) invertirá 1.500 millones de dólares (1.000 millones de euros) en los yacimientos de Margarita y Huacaya.

Para Citi, estos proyectos no tendrán un peso significativo sobre los volúmenes de producción de Repsol y BG en Bolivia antes de 2012. En concreto, calcula que, hasta esa fecha, apenas supondrán un aumento del 1,5% en la producción en el país.