Repsol, Petronor y BBK han firmado hoy un acuerdo mediante el cual BBK adquiere un paquete accionarial de un 5% de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), que Repsol poseía de manera indirecta a través de Petronor. La operación se ha cerrado por un importe de 145 millones de euros, con un efecto en el resultado neto del Grupo Repsol, después de impuestos y minoritarios, de 107 millones de euros.
BBK compra un 5% de la Compañía Logística de Hidrocarburos en manos de Petronor y, como parte de la operación, Petronor traspasa a Repsol el 0,33% restante que mantenía en CLH. Repsol reduce así su participación en CLH del 15% al 10% y continúa con un proceso abierto de venta por un 5% adicional. BBK y Repsol reafirman su pleno apoyo a la gestión y estrategia de CLH.

Con esta operación Repsol reduce su participación en CLH al 10% y mantiene abierto el proceso competitivo para desinvertir otro 5% adicional en la compañía logística, con el asesoramiento de Citigroup. Como parte de la operación, Petronor ha traspasado a Repsol el 0,33% restante que mantenía de CLH, en las mismas condiciones en que se ha realizado la operación con BBK.

Al adquirir el 5% de CLH, BBK ha considerado su posicionamiento en un sector como el de los servicios logísticos de almacenamiento, transporte y distribución de hidrocarburos, estratégico para la economía, así como su vinculación con sectores tractores, que permiten favorecer la competitividad y la posición industrial del territorio. Asimismo, CLH es una empresa con un bajo apalancamiento y cuenta con un balance sólido y saneado, gracias al crecimiento y recurrencia de los flujos.

Tras esta venta, BBK y Repsol, que mantiene su intención de permanecer como accionista y primer cliente industrial de la compañía logística, reafirman su pleno apoyo a la gestión y estrategia de CLH.

CLH presta sus servicios a la mayoría de los operadores petrolíferos que operan en España. Cuenta con una de las mayores y más eficientes redes de logística de hidrocarburos del mundo con más de 3.800 kilómetros de oleoductos, 37 instalaciones de almacenamiento con capacidad para más de 7millones de metros cúbicos y 29 instalaciones aeroportuarias. La compañía obtuvo en 2009 unos ingresos totales de 592 millones de euros y un EBITDA de 302 millones de euros.