China National Petroleum y Cnooc  han propuesto pagar al menos 17.000 millones de dólares por toda la participación de Repsol YPF  en su filial argentina YPF, dijeron dos fuentes cercanas a las conversaciones. Una operación que, según estas fuentes, fue discutida el pasado 30 de julio en una reunión con los ejecutivos de la petrolera española y que ha sido desmentida por la misma.
La operación, que podría suponer la mayor inversión internacional de China, pone de manifiesto el creciente apetito del país asiático por hacerse con recursos energéticos a escala mundial y su disposición a ofrecer grandes cantidades de dinero por ello. Subraya también la ambición de CNPC por aumentar su presencia en América del Sur, entre otras partes del mundo. La parte china discutió su oferta con ejecutivos de Repsol el 30 de julio en una reunión en Europa de dos horas y media, según un documento al que tuvo acceso Dow Jones Newswires.

Una portavoz de Repsol en Madrid desmintió el lunes que tuviera lugar la reunión con CNPC y Cnooc. Repsol "ha recibido muestras de interés por YPF, pero no ofertas firmes", dijo el portavoz.

YPF está participada en un 84% por Repsol, que vendió un 14,9% al grupo argentino Petersen en 2007 por US$2.240 millones. La participación restante corresponde a accionistas minoritarios.

El acuerdo de 2007 incluye una opción de compra para que Petersen se haga con un 10% adicional de YPF. YPF no cotiza en bolsa.

Repsol ha retrasado en varias ocasiones una oferta pública de venta del 20% de YPF debido a las adversas condiciones del mercado -un indicio de que la petrolera española no planea desinvertir en YPF a un bajo precio-.

El avance para cerrar un acuerdo entre las empresas chinas y Repsol está siendo lento, y todavía no se ha hecho una oferta formal, dijeron las fuentes. Además, hay temor en el gobierno argentino a que la venta dé a China el control sobre los precios de extracción en el país. Parece que los chinos son ahora los únicos interesados en YPF, aunque indios y rusos mostraron anteriormente interés por esos activos, dijo una de las fuentes.

El lado chino, con CNPC a la cabeza, puso por primera vez la oferta en negro sobre blanco a finales de junio, señaló la otra fuente. El 21 de julio, Repsol respondió en una carta a CNPC y acordó continuar las negociaciones, añadió esa segunda fuente.

"Repsol cree que los chinos ofrecerán más, y aparentemente está esperando a que aparezcan otros interesados. Pero los chinos creen que la valoración de los activos es suficientemente justa", dijo la segunda fuente.

Un portavoz de CNPC dijo que no tenía información sobre el asunto, mientras que un portavoz de Cnooc declinó hacer comentarios.