Reino Unido no aceptará la venta de Opel y de la firma británica Vauxhall al consorcio liderado por Magna si no se solventan las deficiencias en el plan industrial que ha identificado la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC). Así lo aseguró hoy el secretario de Comercio del Gobierno británico, Peter Mandelson, quien en su visita a Seúl declaró a 'Financial Times' que el Ejecutivo de Reino Unido no puede "firmar" la operación en las actuales condiciones.