Realia publicó hoy que sus ventas en el periodo descendieron un 40,3% a 157,7 millones de euros, mientras su resultado bruto de explotación cayó un 48,8% a 63,2 millones de euros.
En total, la inmobiliaria ha perdido 38,8 millones de euros en el primer semestre del año frente a un resultado positivo de 37,8 millones del año anterior, lastrada por las provisiones realizadas por la pérdida de valor de sus activos y la fuerte caída de ventas.