Royal Bank of Scotland Group (RBS) ha rechazado comentar las informaciones de prensa, según las cuales, el banco escocés tendría algunos problemas para financiar su parte de la OPA lanzada conjuntamente con Fortis y Santander, para comprar el banco neerlandés ABN-Amro Holdings NV. RBS elude valorar la noticia publicada por el británico Sunday Telegraph, que destaca que Merrill Lynch, que es uno de los financiadores de la oferta de 71.100 millones de euros del consorcio, está aludiendo a la actual crisis en mercados de crédito para elevar el precio de sus servicios de financiación.
Según Telegraph, el consorcio podría ver aumentar el coste de financiación en varias decenas de millones de euros. Sin embargo, según el portavoz de RBS la situación no ha cambiado. El diario británico indica que el consorcio ha tenido que cambiar los planes para financiar 10.000 millones de euros en diferentes instrumentos de deuda debido a los problemas encontrados para sus planes de financiación desde julio. Los tres bancos necesitas recaudar el dinero en las próximas tres semanas, en las que se prevé que las turbulencias de los mercados persistan. El consorcio compite con Barclays El consorcio de tres bancos compite con Barclays PLC por la compra de ABN Amro, cuyos accionistas podrían apoyar por amplia mayoría la oferta de Barclays en la asamblea del próximo viernes, según The Observer. Sin embargo, el mercado financiero en Londres está convencido de que la actual crisis de crédito y las caídas de las acciones en los mercados de capital, significa que la oferta de RBS, Fortis y Santander se impondrá a la de Barclays. Los tres bancos ofrecen 71.100 millones de euros, 93 por ciento en efectivo; mientras que el británico propone 67.500 millones de euros, el 37 por ciento en efectivo. Por otro lado, los inversores de RBS estarían presionando para reducir la oferta por ABN para descontar las previsibles caídas de los ingresos de los bancos expuestos a los mercados de capitales como ABN Amro.