La entidad británica Barclays admite que el consorcio formado por Santander, Royal Bank of Scotland (RBS) y Fortis podría superar su oferta, próxima a los 67.500 millones de euros, por el banco holandés ABN Amro. Así lo ha declarado el presidente de Barclays, Bob Diamond, durante una conferencia en Nueva York. La oferta de Barclays está muy vinculada al precio de sus títulos, ya que sólo el 37% del importe ofertado es en efectivo y el valor ha caído durante las últimas semanas por las turbulencias de crédito.
El presidente de Barclays, Bob Diamond, reconocie que la oferta de 71.000 millones de euros del consorcio "probablemente batirá la nuestra" si mantiene los términos actuales de la propuesta. La oferta de Barclays estaba fuertemente vinculada al precio de sus títulos, ya que sólo ofrece el 37% en efectivo, y el valor ha caído en las últimas semanas como consecuencia de las turbulencias financieras que sacudieron el mercado por el temor a una crisis en el sector del crédito. "Las malas noticias son que si el consorcio aún quiere pagar ese precio, si está cómodo con los riesgos para su balance en estos momentos, si pueden conseguir ese dinero en el mercado y si los reguladores lo permiten, entonces el precio probablemente batirá el nuestro", concluyó el ejecutivo. Sin embargo, Diamond insistió en que existen riesgos asociados a la oferta del consorcio debido a las condiciones del mercado, y que todavía siguen interesados en la adquisición de ABN Amro. Con respecto al crédito de emergencia de 1.600 millones de libras esterlinas (2.366 millones de euros) de la línea de crédito permanente del Banco de Inglaterra al que tuvo que recurrir Barclays el pasado mes de agosto, Diamond insistió entonces en que no había "un agujero negro" en el banco, y aseguró hoy que los negocios de inversión de la entidad gozan de buena salud. Además, Diamond aseguró que Barclays Capital, la división de inversión de Barclays, ha conseguido un sólido beneficio en el mes de agosto a pesar del credit crunch. El consorcio podría reducir su oferta En las últimas semanas se ha especulado con que el consorcio de RBS podría intentar reducir la oferta por ABN Amro acogiéndose a la cláusula "cambios materiales adversos" (MAC por sus siglas en inglés) para rebajar el precio de la OPA si las condiciones del mercado empeoran, algo que nunca ha sido confirmado por los propios bancos. Lo cierto es que los grandes bancos se han visto sometidos a presiones durante las últimas semanas por su exposición a la crisis de las hipotecas subprime estadounidenses. Los tres bancos ofrecen 71.100 millones de euros, 93% en efectivo; mientras que el británico propone 67.500 millones de euros, el 37% en efectivo. Por otro lado, los inversores de RBS estarían presionando para reducir la oferta por ABN para descontar las previsibles caídas de los ingresos de los bancos expuestos a los mercados de capitales como ABN Amro, según publicó Financial Mail este domingo. El periodo de aceptación de la oferta de Barclays comenzó el pasado 7 de agosto y se extenderá hasta el 4 de octubre. El 14 de septiembre la operación será sometida al voto de los accionistas de Barclays y el día 20 de ese mismo mes se celebrará la junta de accionistas de ABN Amro, en la que votarán sobre la propuesta.