Royal Bank of Scotland Group podría pedirle a sus socios Fortis y Santander que le aporten más efectivo si así lo exigen las autoridades reguladoras británicas. Según Financial Times esta posibilidad está contemplada en una cláusula del acuerdo entre los tres bancos.