El grupo de medios Prisa planea recurrir ante los tribunales el nuevo marco regulatorio de la televisión digital terrestre presentado el miércoles, que permitirá a todos los operadores de televisión digital con cobertura nacional usar uno de sus canales para emitir en la modalidad de pago. El modelo inicial contemplaba la concesión de licencias basada en autorizaciones caso por caso.