El consorcio automovilístico Volkswagen y el fabricante de vehículos deportivos Porsche han llegado a un acuerdo sobre detalles de la posible integración entre ambas compañías, después de que la firma de Stuttgart, que ostenta el 50,76% de Volkswagen renunciara a ampliar su participación hasta el 75% por las pérdidas acumuladas, según informaron hoy miembros del consejo de supervisión del grupo de Wolfsburg. Este acuerdo allana el camino para que el primer fabricante de automóviles de Europa se haga con un 49% del capital accionarial de Porsche, lo que supondría el primer paso para la integración de ambas entidades y la formación, prevista para finales de 2011, de un grupo que pasaría a estar formado por las firmas Volkswagen, Audi, Skoda, Seat, Volkswagen Vehículos Comerciales, Scania, Porsche, Bugatti, Lamborghini y Bentley.