A pesar del complicado 2010 que están teniendo las empresas españolas, debido a una notable desaceleración de la demanda, la creciente morosidad de sus clientes y la dificultad al acceso al crédito, algunas compañías están logrando adaptarse a la nueva situación gracias a la buena gestión de las mismas. Aunque la flexibilidad para adaptarse a una etapa de grandes cambios no es fácil, muchas empresas se han puesto las pilas… porque saben que toca renovarse o morir.
Mientras el selectivo español, lleva unas pérdidas acumuladas hasta septiembre de un -11,93%, algunos valores que lo componen registran un peor comportamiento como es el caso de Santander con un -19,3%, Iberdrola con un -15,44% o Abertis con un -13,04%. Sin embargo, si nos centramos en los pequeños valores de la bolsa española vemos que compañías como Jazztel, Cie Automotive, CAF o Codere han sabido mantener el tipo en el 2010.

JAZZTEL

Podríamos decir que es una de las empresas que ha sabido llevar una acertada gestión de sus cuentas, además de ofrecer un producto de calidad que ha ayudado a captar a nuevos clientes y fidelizar los ya existentes (supera ya los 800.000 clientes). Sus resultados hasta el mes de septiembre, que reflejan esta nueva situación, han batido las expectativas del mercado, experimentando un crecimiento del EBITDA hasta los 64,4 millones de euros y destacando que la compañía de ADSL ha pasado a tener un flujo de caja operativo positivo (esta magnitud nos informa de los fondos generados o consumidos por la empresa por sus actividades básicas). A pesar de la poca diversificación de negocio (sólo Adsl), la acción puede tener un comportamiento positivo impulsado por la vuelta de confianza por parte de los inversores.

CIE Automotive

La compañía logra un beneficio neto de 31,3 millones, triplicando los números de 2009, gracias a su mayor presencia en emergentes y una reducción de costes. En este caso, la acción podría verse beneficiada en los próximos meses apoyada por la subida en el precio del petróleo, reforzando así su división de biocombustible.

CAF

Su cartera de pedidos se sitúa en los 4.560 millones de euros, lo que le da tranquilidad a la compañía en el próximo año. El beneficio neto hasta septiembre crece un 5,9% respecto al año anterior, gracias a un aumento en su facturación del 27,2%, del que un 55,3% corresponde a exportaciones. Las buenas cifras junto a que la compañía está pendiente de la firma de nuevos contratos, podría acabar de dar la visibilidad necesaria a esta compañía en unos tiempos tan inciertos.

CODERE

La cotización ha experimentado ganancias de un 18,82% hasta el mes de septiembre, viéndose reforzada al haber solucionado los problemas accionariales que tuvo la compañía en años anteriores. Sin embargo, su elevada exposición a Latinoamérica y a sus diferentes divisas nos hace ser más cautelosos a la hora de invertir en esta compañía. Además, a pesar de haber logrado la refinanciación de parte de su deuda, la empresa es demasiado dependiente de la financiación externa, considerando que es un valor muy especulativo. Aunque si os va el riesgo, porque no?