La crisis inmobiliaria podría agravarse en Estados Unidos, implicando 'algo más de un millón' de embargos este año. A juicio del secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson, "se necesitará tiempo para asimilar la corrección inmobiliaria'. Paulson se declara preocupado por el 'importante' incremento de los embargos de viviendas, que subieron 50% entre 2000 y 2006 -e incluso 200% en el segmento de préstamos 'subprime', otorgados a tasas mayores a familias cuyas finanzas no les permitían acceder a los préstamos clásicos. 'La tendencia actual permite pensar que habrá un poco más de un millón de embargos este año, 620.000 de los cuales correspondientes a los 'subprimes'', estimó el secretario del Tesoro.