El consorcio petrolero austríaco OMV, líder del sector en Europa Central, ha obtenido un beneficio neto de explotación (EBIT) de 1.064 millones de euros durante el primer semestre de 2007, un 8% menos que en el mismo período de 2006. La compañía ha registrado un superávit de 743 millones de euros, un 3% más que en los primeros seis meses del ejercicio precedente. Los recursos generados ("cash flow") han aumentado un 5%, hasta los 1.126 millones de euros, y la facturación se ha incrementado un 3%, hasta los 9.176 millones de euros.