El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, señaló el lunes durante su primera visita a una nación musulmana desde su elección que Estados Unidos no estaba ni estará nunca en guerra con el Islam. "Estados Unidos no está ni estará nunca en guerra con el Islam", señaló Obama en un discurso ante el Parlamento turco en la última etapa de su gira por Europa. El mandatario añadió que un programa de gran alcance estadounidense-musulmán se daría a conocer en los próximos meses. Asimismo, Obama aprovechó la oportunidad para advertir a Irán que tiene que elegir entre tener armas nucleares o construir un mejor futuro para su pueblo.