La futura Bami, inmobiliaria que nacerá de la escisión de Metrovacesa y que gestionará Joaquín Rivero, estará plenamente operativa a finales de año, se dedicará a la renta de edificios y podría cotizar en la Bolsa española a medio plazo. Así lo manifestó hoy en rueda de prensa previa a la Junta General de Metrovacesa el hasta ahora presidente de inmobiliaria, Rivero, quien cinco días después de que concluya la opa que será aprobada hoy, fecha prevista en octubre, pasará a gestionar la nueva compañía. La opa propuesta para su aprobación hoy va dirigida a los pequeños accionistas de Metrovacesa, que cuentan en su poder con 10.500 títulos, representativos del 8-9% del capital.