El fabricante japonés de automóviles Nissan y el grupo estadounidense Chrysler han alcanzado un acuerdo para poner fin a los tres proyectos conjuntos que mantenían de suministro de componentes para vehículos. La renuncia a esta colaboración, anunciada en 2008, se produce después de que equipos de trabajo de ambas corporaciones hayan estudiado durante los últimos meses la viabilidad de los proyectos en el marco de la actual situación del mercado.