El grupo obtuvo en 2008 un beneficio neto atribuible de 267.000 euros frente a los 5,2 millones del año anterior, lo que supone un descenso del 94,8%, debido entre otras cosas al incremento de los gastos tanto de explotación como financieros. Los resultados remitidos por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) muestran un incremento de los ingresos totales del 19,7%, al subir de 380,9 a 455,9 millones de euros.