Morgan Stanley reinició la venta de su participación en la primera empresa conjunta de banca de inversión en China, China International Capital Corp., un acuerdo que podría recaudar más de 1.000 millones de dólares, y que eliminaría el principal obstáculo en los esfuerzos de la firma de Wall Street para incrementar su presencia en el país asiático. Morgan Stanley pidió el martes a los potenciales compradores que presenten la primera ronda de ofertas indicativas por su participación del 34,3% en el banco de inversión chino, según personas familiarizadas con la situación. Los oferentes por la participación incluyen a varias firmas de capitales privados internacionales, según las personas.