Merrill anunciará mañana rebajas contables de entre 6000 millones y 8000 millones de dólares en valores hipotecarios, según publica The Wall Street Journal. La nueva rebaja contable elevará el total a más de 30.000 millones y obligará a la firma de valores a incurrir en su tercera pérdida trimestral consecutiva, el mayor bache en sus 94 años de historia. Merrill prepara un plan de ahorro que incluye recortes laborales de entre 10% y 15% en algunas áreas donde los negocios han decaído, como el financiamiento de bonos.