El grupo italiano de comunicación Mediaset cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 124,5 millones de euros, frente a los 145,1 millones del mismo periodo de 2006, lo que supone un descenso del 8,5%, informó hoy el grupo en un comunicado.
El resultado operativo fue de 255,7 millones de euros frente a los 265,6 millones del primer trimestre de 2006. Los ingresos netos consolidados aumentaron a 964,9 millones de euros, en aumento si se compara con los 955,2 millones facturados en los tres primeros meses de 2006, indicó el grupo en un comunicado. La posición financiera neta del grupo al final del primer trimestre del año pasó de -568,3 millones de euros a -357,6 millones.