Marsans no presentará una oferta en firme por Spanair cuando el plazo se acaba hoy, mientras Iberia estudia sus libros, recoge la prensa española. Diversos medios señalan hoy que el grupo turístico presidido por Gonzalo Pascual se sentía incómodo con la fórmula de la puja para la venta y con la salida de Lars Nygaard a Vueling Airlines
. Fuentes próximas a Marsans señalan que esta compañía habría preferido una negociación bilateral como cuando Gonzalo Pascual y su socio Gerardo Díaz, fundadores de Spanair, vendieron su 5,1% en Spanair. Marsans quería sin éxito que Gerardo Díaz, presidente actualmente de la CEOE, volviese al negocio de la aviación comercial. Expansión afirma por su parte que Iberia, que ya ha presentado una oferta indicativa, ha encargado ya a Deloitte el estudio de los libros de Spanair. En lo que respecta a los problemas de competencia ya que la compra le daría a la aerolínea de bandera un 70% del mercado español, el diario económico indica que Iberia podría aludir al impacto de la entrada en operaciones del AVE entre Barcelona y Madrid.