El índice de precios de productor (IPP) ha subido en septiembre un 1,1%, el mayor incremento desde febrero empujado por los costos de alimentos y energía, segúnel Departamento de Trabajo. El mes pasado los precios de la energía han saltado un 4,1%, el aumento mayor desde noviembre, y los precios de los alimentos han subido un 1,5%. Si se excluyen los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente del IPP ha sido del 0,1%.