Los pedidos a la industria continuaron subiendo en agosto tanto en los países del euro como en el conjunto de la Unión Europea (UE) -con alzas del 2% y del 1,2%, respectivamente-, mientras que en España volvieron a caer, el 0,2%. En comparación con el mismo mes de 2008, los encargos a la industria sufrieron un brusco retroceso, del 23,1% en el área de la moneda única y el 22,3% en los Veintisiete, y algo más moderado (-19%) en España.