Los inventarios de petróleo se reducen esta semana en EEUU en 3,7 millones de barriles hasta 350,2 millones. Los de gasolina crecen en 2,3 millones hasta los 211 millones.