Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos caían el viernes, afectados por los decepcionantes resultados de Dell al tiempo que los operadores se dirigían a valores más seguros como los bonos y el oro. Los contratos a futuro sobre el Standard & Poor's 500 caían 2,8 puntos a 1.091,50, los futuros sobre el Nasdaq 100 descendían 2,5 puntos a 1.767,70, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones perdían 25 puntos.
La rebaja de un analista de la recomendación para empresas del sector de semiconductores contribuyó al amplio retroceso de las acciones estadounidenses el jueves. El Dow cayó 93 puntos, el S&P 500 perdió 14 puntos y el Nasdaq cedió 36 puntos.

Los rendimientos de algunos títulos del Tesoro que vencen a comienzos del próximo año cayeron levemente bajo cero, una señala de la fuerte demanda por activos seguros.

La última vez que los rendimientos de los bonos del Gobierno cayeron a territorio negativo fue en diciembre y, antes de eso, en 1929.

El viernes, el rendimiento de la nota del Tesoro a dos años caía 1 punto base a 0,69 de punto porcentual y el rendimiento de la nota a 10 años subía 1 punto base al 3,35%.

En la Nymex, el contrato a diciembre perdía 24 centavos a 77,22 dólares por barril, mientras que los futuros del oro se mantenían dentro de su rango reciente en torno a 1.142 dólares la onza.

El Índice del Dólar, por su parte, subía un 0,3% a 75,58.

Dell informó el jueves que registró durante el tercer trimestre una ganancia neta de 337 millones de dólares, o 17 centavos por acción, una disminución del 54% frente al beneficio de 727 millones de dólares, o 37 centavos por acción del mismo período del año anterior. Las acciones de Dell perdían un 6,05% a 14,91 dólares en negociaciones previas a la apertura oficial del mercado.

Por su parte, Gap  informó que la ganancia del tercer trimestre fiscal ascendió el 25% gracias a las sólidas ventas de su atribulada cadena de tiendas Old Navy, que registró un aumento luego de cinco años consecutivos con pérdidas. La compañía también anunció un plan de recompra de acciones ascendente a 500 millones de dólares.

Poco antes del cierre de la sesión del jueves, Alcoa  informó que suspenderá temporalmente las operaciones en dos fundiciones de aluminio en Italia, con la consiguiente eliminación de cerca de 2.000 empleos directos e indirectos, debido a que teme que las tarifas del suministro eléctrico futuro de las plantas no sean competitivas luego de una decisión de la Comisión Europea.

En los mercados internacionales, el índice Nikkei 225 cerró con una caída del 0,5% en Tokio, el índice Hang Seng perdió un 0,83% en Hong Kong y el índice compuesto de Shanghai declinó un 0,4%.