El 92% de los directores financieros de las empresas cotizadas y no cotizadas considera que la situación económica actual es "mala o muy mala" y el 59% que no se recuperará la senda de crecimiento el año próximo, sino en 2011, según una encuesta elaborada por Deloitte, que pone de manifiesto el pesimismo en este colectivo. En comparación con otros países, los directores financieros en el extranjero son más optimistas, sobre todo en Bélgica, donde el 62% cree en una aceleración de su demanda a lo largo de 2010 y tan sólo un 4% la sitúa en el segundo semestre de 2011.