La Confederación Española de Comercio (CEC) rechazó hoy "frontalmente" cualquier subida de impuestos, especialmente del IVA, del IRPF o de los hidrocarburos, y amenazó con llevar a cabo "alguna acción empresarial contundente" si se aumentan y "no se presta atención" a las necesidades del sector. En un comunicado, el secretario general de la CEC, Miguel Ángel Fraile, advirtió de que un incremento de los impuestos tendría un "efecto destructivo" en el sector industrial y comercial, con un aumento de los cierres de establecimientos, del paro y de la economía sumergida. Además, defendió que "agravaría todavía más la reducción del consumo y, consecuentemente, la reactivación de la economía".