Los bancos que operan en España han puesto el freno al ritmo de concesión de préstamos y cerraron el mes de septiembre con un incremento en el volumen de créditos concedidos a sus clientes del 16,67%, más de 9 puntos por debajo del incremento registrado en el mismo mes de 2006, cuando el saldo crediticio aumentó un 26,01%. Además, este crecimiento es inferior al registrado por las cajas de ahorro, que aumentaron el saldo acumulado en los nueve primeros meses del año en un 21,89%. Estas entidades también registraron una desaceleración en la tasa de crecimiento del crédito, ya que al cierre de septiembre de 2006 el saldo repuntó un 27,86%.
Según datos de la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) recogidos por Europa Press, las cajas también superaron a los bancos en el saldo acumulado al cierre de septiembre. En concreto, las cajas de ahorros contaban con un volumen de créditos a la clientela de 833.405 millones de euros al cierre de septiembre (683.688 millones en septiembre de 2006) frente a los 744.225 millones de euros acumulados por los bancos (637.835 millones en el mismo mes de 2006). Diversos bancos españoles ya anticiparon durante la presentación de los resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año esta desaceleración del ritmo de concesión de préstamos, especialmente de los que tienen garantía hipotecaria. Precisamente el secretario general de la AEB, Pedro Pablo Villasante, explicó ayer que los bancos han apostado por la "diversificación" de la inversión crediticia, con un "impulso del crédito al consumo y empresas". En este sentido, Villasante indicó que "la evolución del crédito se está desacelerando", pero la banca se ha anticipado a ello y ha reducido su exposición a vivienda y promotores, aunque mantiene "buenos ritmos de crecimiento". Los principales bancos españoles también alertaron de que la tasa de morosidad está subiendo, aunque todos ellos lanzaron mensajes de tranquilidad, ya que, a pesar del ligero incremento registrado hasta septiembre, todavía se mantiene en niveles históricos. En concreto, la tasa de morosidad se situó en septiembre en el 0,99% para el conjunto del sector, frente al 0,91% registrado un año atrás, aunque Villasante precisó que tan sólo es "un deslizamiento al alza", gracias a que el crecimiento crediticio ha sido "sano y prudentemente gestionado por los bancos, que, a su juicio, están preparados para afrontar esta situación "con normalidad". En cuanto a la captación de ahorro, los depósitos de la clientela de los bancos españoles alcanzaron en septiembre los 610.636 millones de euros, lo que supone un incremento del 19,16% respecto al saldo acumulado en el mismo mes de 2006. BBVA lidera el ranking de créditos por entidades Por entidades, BBVA fue la entidad con mayor volumen de créditos a la clientela, con 204.424 millones de euros, un 15,47% más que el saldo acumulado en el mismo mes del año anterior. Tras el banco que preside Francisco González se situó Santander, con un volumen de 148.095 millones de euros (+11,14%). A continuación se situaron Banesto (70.156 millones), Banco Sabadell (58.582 millones), Banco Popular (50.056 millones) y Bankinter (36.362 millones).