Los altos directivos de las compañías multinacionales asocian la inversión en tecnología al crecimiento e indican que los recortes del presupuesto para tecnología durante la recesión han dañado la innovación y ocasionado pérdidas en su negocio, según un estudio encargado por BT Global Services.

 .