Los turistas alemanes reservaron un 7,4% menos de viajes a España para verano entre noviembre de 2008 y mayo de este año, mientras que la caída de destinos mediterráneos se situó en el 4,5% respecto al mismo periodo de la temporada pasada, según el estudio de medición de ventas en el sector turístico 'GfK Tourism Distribution Panel'.  Asimismo, la tendencia decreciente se acentuó en mayo, cuando las reservas alemanas para visitar la Península Ibérica descendieron un 5,3%, por lo que, según indica el informe, "se traduce" en una pérdida del protagonismo español como lugar turístico para la población alemana.