Los ministros de Economía de los 27 han apoyado hoy que se generalice en toda la Unión Europea el sistema de provisiones dinámicas para las entidades financieras introducido por el Banco de España por considerar que se trata de una receta adecuada para prevenir futuras crisis financieras. Este sistema, que empezó a aplicarse en el año 2000, obliga a las entidades a acumular reservas durante los buenos momentos económicos para poder hacer frente a posibles pérdidas en periodos de crisis.