El director del gabinete de análisis financiero de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), Santiago Carbó, ha asegurado  que "lo peor de la crisis financiera parece que ha quedado atrás", aunque indicó que serán necesarios los rescates de entidades con problemas y vaticinó procesos de fusión. 
El director del Gabinete de análisis financiero de la Fundación de las Cajas de Ahorros(Funcas), Santiago Carbó sostiene que los rescates deben instrumentarse adecuadamente a través de incentivos que resuelvan el problema y no los retrasen en el tiempo, y destacó que en la actualidad la concesión de crédito esta estancada y es necesario atajar la morosidad en alza.

Durante su participación en el curso de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP), Carbó advirtió de que, aunque las medidas aplicadas por las autoridades hasta el momento han logrado corregir los problemas de liquidez, quedan importantes vencimientos de deuda en 2013, por lo que "no se puede pensar que todo está resuelto".

A su parecer, los restos estratégicos de las entidades a corto plazo son avanzar en el control de la tasa de impago, lo que consume muchos recursos, y reforzar la solvencia, al tiempo que deberán evaluar si su dimensión es adecuada o deben plantearse su integración con otras. A la luz de la situación actual, "parece claro" que se producirán procesos de fusión, agregó.