El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, dijo el miércoles que esta entidad está dispuesta a participar en el proceso de reestructuración del sistema financiero español con la adquisición de una caja y precisó que lo intentará en un futuro si tiene la ocasión.
Añadió que si para esta operación es necesario recurrir al Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria, FROB, que ultima el Gobierno, Caja Madrid lo hará.

Blesa no quiso valorar el FROB, pero consideró que si el Estado adquiere cuotas participativas de una caja de ahorros a la que ofrece ayuda eso no tiene que suponer que la entidad acabe siendo privatizada.

El ejecutivo explicó que con las cuotas participativas se busca solucionar un problema de una caja y añadió que no se plantea qué podrá pasar más allá. Además, señaló que parece razonable que incluyan derechos de voto, ya que cuando alguien pone dinero es muy difícil decirle que no puede participar en las decisiones de la entidad.