La entidad bancaria británica Lloyds consigue volver a los beneficios. En el primer semestre del año obtuvo un beneficio adquirido de 596 millones de libras (718 millones de euros), lo que supone una caída del 91% respecto a la cifra registrada en el mismo año, además, el banco continúa parcialmente nacionalizado por el Gobierno británico,

Los resultados consolidados del mayor banco minorista de Reino Unido reflejan la caída del 51% experimentada por la partida destinada a cubrir la morosidad y la depreciación de activos, que se situó en 6.554 millones de libras (7.895 millones de euros).

El consejero delegado de Lloyds, Eric Daniels, calificó como un "hito significativo" la vuelta a beneficios de la entidad en el primer semestre del año a pesar de los desafíos de la economía.

En este sentido, el máximo ejecutivo del banco británico descartó la posibilidad de que Reino Unido sufra una recaída en su recuperación y apostó por una "recuperación gradual" en los dos próximos años, que permitiría un crecimiento del 1,3% en 2010 y del 2,1% en 2011.

Así, la entidad prevé asumir cargas "significativamente menores" por impagos este año en comparación con 2009, aunque reconoce que persiste una elevada incertidumbre sobre estas expectativas.