Societé Générale obtuvo un beneficio atribuido de 1.084 millones de euros en el segundo trimestre del año, lo que triplica la cifra registrada en el mismo periodo del 2010. Con este resultado el grupo cumple más del 70% del objetivo para el conjunto del presente ejercicio, en el que espera ganar 3.000 millones de euros.

El segundo mayor banco francés por capitalización precisó que sus cuentas del segundo trimestre reflejan el impacto positivo de 254 millones de euros derivado de la revaluación de su deuda.

De este modo, en los seis primeros meses del ejercicio Societé Générale obtuvo un beneficio atribuido de 2.147 millones de euros, frente a los 31 millones del primer semestre de 2009, lo que supone más del 70% del objetivo para el conjunto del presente ejercicio, cuando esperaba ganar 3.000 millones de euros.

El presidente y consejero delegado de la entidad, Frédéric Oudéa, mostró su satisfacción con los resultados cosechados por el banco y afirmó estár "más confiado que nunca" en que Societé Générale cumplirá los objetivos fijados en su estrategia de cara a 2015.