El banco británico Lloyd's Banking Group, parcialmente nacionalizado, podría eliminar unos 1.500 puestos de trabajo en Reino Unido debido al cierre de las 164 oficinas de su filial Cheltenham & Gloucester (C&G), según informa la cadena británica Sky News. La mayor entidad de Reino Unido, surgida tras la fusión de Lloyd's TSB y HBOS, planea mantener la marca C&G, que adquirió en 1997, pese al cierre de la totalidad de las sucursales en Reino Unido. El líder del sindicato Unite, Derek Simpson, calificó de "desgracia" el cierre de oficinas y opinó que el dinero de los contribuyentes no se ha invertido en el banco para que miles de trabajadores pierdan su empleo.