Las ventas mundiales de teléfonos móviles cayeron un 4,6% en el último trimestre de 2008 hasta las 314,7 millones de unidades, respecto al mismo periodo de 2007, aunque en el conjunto del año crecieron un 6%, con 1.222,24 millones, según los datos publicados hoy por la consultora tecnológica Gartner. En 2008, Nokia siguió ocupando el primer lugar en las ventas con 472,31 millones de unidades y una cuota de mercado del 38,6 por ciento, 0,8 puntos más que hace un año. En segundo lugar se situó Samsung con 199,18 millones, y una cuota del 16,3 por ciento, 2,9 puntos más, y le siguió Motorola, con 116,59 millones, un 8,7 por ciento de cuota (5,6 puntos menos).