Las ventas minoristas en la eurozona subieron menos de lo esperado en enero y registraron la octava caída consecutiva en términos interanuales, ya que los países de la moneda única se adentraron aún más en la recesión, según datos oficiales publicados el viernes.  Las ventas minoristas subieron un 0,1% mensual y cayeron un 2,2% interanual en enero, según la agencia de estadística de la Unión Europea, Eurostat; lo que sugiere que las tradicionales rebajas post-navideñas no tentaron demasiado a los consumidores de los 16 países que comparten el euro. El dato de diciembre se revisó a la baja, con lo que el mensual bajó el 0,3% y el interanual cayó el 2,4%.