Burberry ha anunciado hoy que su nuevo ejercicio fiscal ha comenzado con fuerza, ya que registró un incremento del 8% de las ventas en el primer trimestre. Las ventas en el trimestre cerrado el 30 de junio aumentaron a 229 millones de libras frente a 211 millones un año antes, por encima de las previsiones del mercado de un incremento del 7,6%. En el cuarto trimestre del ejercicio fiscal 2009, la facturación creció un 14% y en el tercero aumentó un 30%.

Los incrementos de ventas se debieron a las operaciones de Burberry en Reino Unido y Corea del Sur, mientras que las condiciones para el negocio siguieron encontrando dificultades en Estados Unidos y España. La debilidad de la libra esterlina contribuyó a inflar las ventas denominadas en otras divisas.