Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo de Estados Unidos se redujeron en 9.000 en la semana terminada el 17 de mayo, hasta las 365.000, según ha informado el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. En las cuatro últimas semanas, dato menos volátil, las solicitudes se elevaron en 5.000, hasta las 372.250.