Siemens Gamesa presentará esta tarde sus resultados del cuarto trimestre de su año fiscal. La última vez que la compañía de aerogeneradores se expuso al mercado con sus cuentas fue el 27 de julio cuando se desplomó un 17% y la sangría todavía continúa desde entonces. La compañía de aerogeneradores acumula desde ese día una caída del 32,5% y en el año es el segundo peor valor del Ibex 35, sólo por detrás de Técnicas Reunidas.

La decepción por el cierre de su mercado indio propició las correcciones. Sin embargo, un trimestre después los analistas siguen viendo que las cifras de negocio de Siemens Gamesa no mejoran y prevén un recorte de sus beneficios trimestrales del 57% hasta los 27 millones de euros, desde los 63 millones que consiguió el mismo período del año anterior.

Cabe recordar que tras la fusión entre la compañía vasca Gamesa y la filial de renovables de Siemens, la empresa cambió su año fiscal y con estas cuentas cierra su año. Junto a Inditex y Merlin Properties, es una de las tres únicas compañías que tiene un trimestre fiscal diferente al resto de las 35 empresas que cotizan en el selectivo español.

El contexto en el que se mueve la compañía que dirige Markus Tacke tampoco es positivo, más allá de las complicaciones en las subastada de la India. Las últimas informaciones sobre la reforma fiscal de Estados Unidos apuntan que los incentivos a las renovables podrían estar en riesgo. Se calcula que un 28% de los ingresos de Siemens Gamesa proviene de India y un 20% del mercado estadounidense, según apuntan desde Renta 4.

 

Desde el banco de inversión, el analista Ángel Pérez apunta que “estos resultados están marcados por las dos revisiones a la baja de la guía de beneficios anunciadas. Dichas revisiones han sido consecuencia de distintos factores: el cambio de modelo en el mercado indio, la volatilidad propia del negocio offshore (elevado tamaño de proyectos), y la minusvaloración contable de inventarios en Estados Unidos y Sudáfrica, a las que hay que sumar la propia situación de mercado, donde la elevada competencia está presionando los márgenes de las compañías”.

Mientras, que Pérez comenta que “en positivo podríamos asistir a una mejora de los objetivos de sinergias, que como ya comentaron en resultados anteriores están adelantándose a sus previsiones”.  

La mitad de los analistas que siguen la cotización de Siemens Gamesa siguen recomendando comprar sus acciones, mientras que un 39% apuestan por mantener y  un 11% es partidario de vender, según recoge Reuters. Estos expertos sitúan su precio objetivo en los 15,66 euros, lo que supone una revalorización del 32,6%.

En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión tiene una nota de 4,5 sobre diez y presenta algunos aspectos positivos como un volumen creciente, una volatilidad en el largo plazo decreciente y la tendencia a medio plazo es alcista.

A Técnicas Reunidas tampoco le salen las cuentas. La compañía de la familia Lladó es el ‘farollilo rojo’ del índice español y se deja en lo que va de año un 28%, hasta los 28,08 euros por acción. Desde Renta 4, prevén que sus resultados trimestrales del tercer trimestre caigan un 24%,”asumiendo una menor posición de caja, la depreciación del dólar y un tipo impositivo del 29%, en línea con trimestres anteriores”.

La directora de análisis y estrategia de Renta 4, Natalia Aguirre, explica que esperan “una caída de las ventas del 4% en el trimestre tras la aceleración en la ejecución de varios grandes proyectos que vimos en la primera parte del año. Podríamos ver presión adicional en márgenes operativos hasta niveles por debajo del 4% (margen EBIT) que es la guía anual de la compañía, llevando a una caída del EBIT del 11% en el trimestre”.

 

La multinacional especializada en ingeniería y construcción de infraestructuras para el sector del petróleo y el gas presentará sus resultados el próximo viernes 10. Técnicas Reunidas sigue presentando un potencial de subida del 22,5%, con un precio objetivo fijado en los 34,3 euros por acción, según recoge Reuters.

Técnicas es una de compañías que enfrenta a analistas contra fondos bajistas, puesto que es la segunda empresa del Ibex 35 con mayor número de posiciones cortas abiertas en su accionariado, sólo por detrás de DIA. En total, un 14,7% de sus accionistas son bajistas.

Por su parte, en los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión tiene una nota de tres y los únicos aspectos que tiene 'en verde' es el volumen que es creciente y la volatilidad que es decreciente en fase de rebote.