La crisis por la que atraviesa el sector turístico a nivel mundial también está pasando factura a la industria hotelera española, que ha registrado un descenso del 10% en las pernoctaciones en los cinco primeros meses del año, según datos oficiales publicados el martes. De acuerdo con la estadística Coyuntura Turística Hotelera del Instituto Nacional de Estadística, o INE, la caída se suavizó en mayo, cuando el número de pernoctaciones alcanzó los 22,8 millones, con un descenso del 8,9%. El precio y la estancia media de las pernoctaciones también cayeron ese mes, un 5,3% y un 0,7%, respectivamente, situándose en las 3,1 pernoctaciones por viajero. La estadística destaca que en el mes de mayo se cubrieron sólo el 47% de las plazas ofertadas y que los viajeros de Reino Unido y Alemania acumularon el 57% del total de las pernoctaciones.